Espumosos Blancos

El vino tinto, ya sea blanco o rojo, puede ser una bebida maravillosamente compleja. Con su amplia variedad de sabores, aroma, acidez y muchos subsabores, es importante entender los matices presentes en un vaso de vino. Hay aspectos específicos del vino que afectan a cada individuo, su sabor, su acidez, etc. Tomando nota de estos conceptos básicos, la variedad de uvas, la temporada de cosecha, la región, la época del año, el cuerpo, el equilibrio, ayudará a cualquiera que busque el vino tinto perfecto para complementar cualquier comida o descubrir nuevas experiencias para su paladar.

El vino tinto debe emparejarse con alimentos que están en el extremo opuesto del espectro de su nivel de acidez. La comida con alto contenido de alcohol puede hacer que las mezclas rojas sean del sabor ácido. El vino tinto con contenido de alcohol medio a bajo es perfecto para alimentos que son más sabrosos y más suaves en su sabor. La fruta y la crema generalmente van bien juntos, o con otros alimentos ligeros y neutrales. Y con mayor contenido de alcohol, se pueden usar combinaciones de sabor de alcohol más fuertes para un gran efecto con alimentos especiados.

Tipo
Añada
Bodega
Crianza
Denominación de Origen
Medida
Tipo de Agricultura
Selecciona tipo
Variedad de Uva
Ver más

Mostrando 1–16 de 24 resultados

Ir arriba
Abrir chat