0

Carrito

0
Subtotal: 0,00

No hay productos en el carrito.

CARRITO

El Priorat es un espacio sorprendente por su orografía. Divisa el Mediterráneo de de la altura del Montsant. En estos suelos de pizarra los monjes de La Cartuja de Scala Dei demarcaron hace ocho siglos el terreno que hoy es la moderna y pujante Denominación de Origen Calificada del Priorat.

Una comarca en la que su vida económica y social gira en torno a su vocación agrícola y, muy particularmente, en torno al vino. Una tierra, a la que se le ha reconocido, en 1974, por la F.A.O. una calidad y condiciones únicas para elaborar algunos de los mejores vinos del mundo.

El nombre de su bodega incluye en sí mismo una historia y un legado que nos llevan a reencontrar una tradición milenaria. Orgullosos de ella alaban esta tierra, teniendo especial cuidado en la atención a los viñedos de diversas tipologías y variedades, sabiamente distribuidas por diferentes lugares de la comarca, para así poder crear vinos con personalidad propia.

En el Priorat cada puerta, piedra o muro acogen silencio, reposo y una vitalidad que hace que todo cobre un sentido. Un lugar en el que pasión y saber hacen posible que se abra este milagro: la creación de un gran vino.

Aquí nacen y son criados nuestros vinos, aliándose con el tiempo, para transmitir la esencia de una bodega joven y moderna que apunta a la tradición y que, de cosecha en cosecha, perfecciona su arte.

Les invitamos a conocer y compartir nuestro preciado universo. La Conreria de Scala Dei nace de la voluntad y el entusiasmo de un grupo de personas históricamente ligadas al Priorat, con el deseo de dar a conocer al mundo los magníficos vinos que se elaboran en esta tierra.

A partir de la antigua propiedad de la Casa señorial de los Rialp, hemos modernizado sus instalaciones para elaborar nuestros vinos y compartir el legado histórico de esta tierra y de su gente en el magnífico entorno de Scala Dei y el Priorat, con sus visitantes.

Con una cuidada selección de viñedos y uvas, de las 52 hectáreas arrendadas y de propiedad, y con nuestro esfuerzo detrás de cada una de las 130.000 botellas que producimos anualmente, hacemos realidad estos vinos con la peculiar huella del Priorat.

Ir arriba