0

Carrito

0
Subtotal: 0,00

No hay productos en el carrito.

CARRITO

Maria Rigol Ordi es una cava nacida en 1987 retomando la tradición familiar iniciada en 1897. Sus cavas expresan el deseo de preservar una herencia familiar y la voluntad de elaborar un producto de calidad apostando por las variedades tradicionales del Penedès y las largas crianzas. Elaboran los cavas únicamente con mosto flor, cooperan en cada etapa del ciclo de la vid y controlan con rigor el proceso de transformación de la uva en vino base, conscientes de que sólo así pueden garantizar el compromiso de calidad que quieren conseguir. Seleccionan viticultores de todo el Gran Penedès, lo que les permite captar la esencia y riqueza de este territorio único que da vida a cavas y vinos con gran singularidad y personalidad.

En el proceso de elaboración se mantienen siempre fieles a las formas de hacer clásicas que conservan el removido manual, el degüelle a mano y el requisito indispensable para obtener los mejores cavas, dar tiempo al tiempo. En noviembre seleccionan los vinos para el coupage. Una vez se han estabilizado los vinos, se inicia el proceso de preparación de la tirada con las levaduras acondicionadas/ seleccionadas minuciosamente para elaborar el pie de cubo para la segunda fermentación. Cuando el pie de cubo está listo, proceden a la tirada, generalmente a mediados de febrero. La fermentación suele durar entre 10 y 12 semanas. Durante este tiempo, ya una temperatura constante de 16ºC, se produce la fermentación del azúcar dentro de las botellas que reposan en posición horizontal en las tradicionales rimas. De esta fermentación se obtiene el gas carbónico. A partir de ese momento, comienza el proceso de crianza que oscila entre 15 meses, como mínimo, en el caso de Maria Rigol Ordi, hasta los 48 meses del Gran Reserva.

Otro aspecto destacado de la elaboración es el puñado manual, una técnica que consiste en remover las botellas para volver a suspender a las madres y fomentar la autólisis celular.

El aclarado se hace manualmente en los tradicionales pupitres y el degüelle, a mano y en caliente.

BODEGA
Ir arriba